Receta pizza con trufa

Receta de Pizza con trufa negra

receta de pizza con trufa negra

La mejor pizza del mundo con trufa

Ingredientes (4 comensales)

Hoy vamos a elaborar una receta que atrae a todo tipo de públicos: la receta pizza con trufa negra. Siguiendo como base la elaboración de una masa al clásico estilo napolitano, vamos a sustituir la mozarella por la burrata. Este cambio hay que debido a que no hace bastante hemos visto como en un lugar de comidas italiano de Madrid llamado Anema e Core, utilizaban la burrata para algo más que ensaladas.

Ya les hablamos previamente de la burrata, visualmente se asemeja a una bola de mozarella, pero en relación la palpas te percatas que la bola es muchísimo más despacio, su interior está muchísimo más líquida y se derrama con simplicidad presentando una textura cuajada y fibrosa, como una crema fría. No te impacientes en romperla con tus manos y esparcirla bien cerca de toda la base de la pizza.

En este momento nos encontramos en temporada de trufas, por eso es la etapa perfecta para elaborar esta receta. Como sucede con las setas, actualmente se conocen bastante más de cientos de especies de trufas en el planeta, de las que en Europa sólo se han encontrado numerosas decenas diferentes del grupo TUBER. Únicamente unas escasas son comestibles y apreciadas gastronómicamente.

Como no podía ser menos, nosotros hemos elegido la trufa negra de Vegafría para acompañar esta pizza, cuyo gusto es exclusivo y su etapa de recolección va de noviembre a marzo.

INSTRUCCIONES

  • Ponemos la harina y la sal en el vaso de la Thermomix. Disolvemos la levadura en agua tibia y la vamos añadiendo poco a poco al vaso y programamos 2 minutos, vaso cerrado, velocidad espiga.
  • 2.Si queda demasiado pegajosa, repetimos la misma operación con un poco más de harina. Hacemos una bola y la dejamos reposar tapada con un trapo durante 5 minutos.
  • 3.Retiramos del trapo y amasamos hasta darle forma de bola. Espolvoreamos un poco de harina sobre un trapo de cocina, colocamos la masa encima y tapamos con un trapo húmedo. Dejamos que repose en un lugar cálido durante unos 30 minutos.
  • 4.Colocamos los tomates en un cuenco, los aplastamos con un tenedor, sazonamos y mezclamos bien todo.
  • 5.Espolvoreamos harina en la superficie de trabajo y extendemos la masa en un círculo de unos 35 -40 cm de diámetro hasta que quede fina, y dejando el borde un poco más grueso.
  • 6.Espolvoreamos unas cuantas migas de pan en el papel de la bandeja de horno, colocamos la base de la pizza y reservamos.
  • 7.Limpiamos los boletus, los troceamos y los reservamos.
  • 8.Extendemos el tomate de manera uniforme, rociamos con aceite de oliva, espolvoreamos el parmesano, el orégano, añadimos la burrata, los boletus, la sal y la pimienta. Lo ponemos en el horno durante unos 20 minutos a 180º, retiramos, añadimos unas cucharadas de pasta de trufa, laminamos unas lonchas de Trufa Negra y listo para servir.

 

Huevos fritos con trufa negra

Huevos Fritos con trufa negra

receta de huevos fritos con trufa negra

Un plato sencillo pero con sabor inolvidable

Ingredientes (4 comensales)

Hoy os traemos una receta muy sencilla pero el sabor es de esos que se guardan en la mente. De las de casa, de las que agradan a todos pero que no es tan simple de llevar a cabo. ¡huevos fritos! Pero no unos huevos fritos normales y corrientes, si no con un toque particular. “huevos fritos con trufa negra rallada”.

Lo primero que debemos decir es que para freír un huevo es primordial utilizar aceite de oliva virgen plus. Esto ya lo poseemos claro. En este momento vamos a el asunto. ¿A qué temperatura? Debe estar ardiente pero que no salga humo. Una vez poseemos el aceite próximo, cascamos el huevo en un vaso y lo echamos en la sartén. Comenzamos a tirarle aceite encima para llevar a cabo la famosa “puntilla”, con bastante precaución. Si les pasáis con el aceite que le echéis les va a quedar la yema bastante cocinada..

Y… ¿Quién quiere comerse un huevo sin yema? No añadiremos la sal hasta que el huevo no esté en el plato.

Una vez esté frito, lo escurrimos y lo ponemos encima de las patatas fritas antes.

Una vez puesto encima de las patatas, le rallamos por arriba la trufa y le ponemos una migaja de sal y a gozar.

Receta pasta con trufa

Receta de pasta con trufa

Pasta con salsa de trufa negra y parmesano

Un plato sencillo pero con sabor legendario

Ingredientes (4 comensales)

Hoy vamos a llevar a cabo un simple plato de pasta con trufa negra de Vegafría, sólo cinco elementos, y que sólo los fanáticos de este hongo saben lo que puede llevar a cabo gozar un plato de pasta con salsa de trufa negra y parmesano.

 Aunque no lo creáis, no es un plato caro, no es un entrante inalcanzable, en la actualidad la trufa negra es simple de hallar y aunque oír su precio por kilo puede asustar (y es variable según como vaya la campaña), puedes ver que con unos pocos gramos se perfuma realmente bien una comida para 4, aunque hay que decir que la cantidad que nosotros hemos puesto en esta receta de pasta con salsa de trufa negra y parmesano, puede ser inclusive bastante, pero a nosotros jamás tenemos bastante con el llamado diamante negro… Si les agrada la trufa negra, ya sabéis que sólo hay unos meses para gozar de ella en su más alto esplendor.

Elaboración

Coloca una cazuela con agua para cocer la pasta al fuego, cuando rompa a hervir, agrega sal al gusto y a continuación la pasta. Baja el fuego y deja cocer con la cazuela destapada, cuando la pasta esté al dente retírala del fuego.

 Mientras cuece la pasta, prepara la salsa de trufa y parmesano, prepara un cuenco en el que dejarás caer el queso rallado, ahora, ralla la trufa mezclándola con el parmesano. A continuación, tiene dentro la crème fraîche y salpimenta al gusto, valorando que el queso ya es salado y al molinillo de pimienta dale sólo una vuelta.

Pasta con salsa de trufa negra y parmesano

 Escurre la pasta, dejando un poquito de agua de la cocción que va a proporcionar ayuda a que se mantenga jugosa y que la salsa se reparta e impregne bien la pasta. No es requisito agregar aceite de oliva, la salsa ya contribuye bastante materia grasa que la lubricará.

 Regresa a pasar la pasta a la cazuela y arroja la salsa de trufa y parmesano, manteniéndola unos cuantos minutos a fuego mínimo para que coja algo de temperatura, mientras la mueves atentamente con una espátula para que se reparta de manera homogénea.

 Emplatado

 Sirve la pasta con salsa de trufa negra y parmesano enseguida, y prepara a tus comensales para gozar. ¡Buen provecho!