Receta pasta con trufa

Receta de pasta con trufa

Pasta con salsa de trufa negra y parmesano

Un plato sencillo pero con sabor legendario

Ingredientes (4 comensales)

Hoy vamos a llevar a cabo un simple plato de pasta con trufa negra de Vegafría, sólo cinco elementos, y que sólo los fanáticos de este hongo saben lo que puede llevar a cabo gozar un plato de pasta con salsa de trufa negra y parmesano.

 Aunque no lo creáis, no es un plato caro, no es un entrante inalcanzable, en la actualidad la trufa negra es simple de hallar y aunque oír su precio por kilo puede asustar (y es variable según como vaya la campaña), puedes ver que con unos pocos gramos se perfuma realmente bien una comida para 4, aunque hay que decir que la cantidad que nosotros hemos puesto en esta receta de pasta con salsa de trufa negra y parmesano, puede ser inclusive bastante, pero a nosotros jamás tenemos bastante con el llamado diamante negro… Si les agrada la trufa negra, ya sabéis que sólo hay unos meses para gozar de ella en su más alto esplendor.

Elaboración

Coloca una cazuela con agua para cocer la pasta al fuego, cuando rompa a hervir, agrega sal al gusto y a continuación la pasta. Baja el fuego y deja cocer con la cazuela destapada, cuando la pasta esté al dente retírala del fuego.

 Mientras cuece la pasta, prepara la salsa de trufa y parmesano, prepara un cuenco en el que dejarás caer el queso rallado, ahora, ralla la trufa mezclándola con el parmesano. A continuación, tiene dentro la crème fraîche y salpimenta al gusto, valorando que el queso ya es salado y al molinillo de pimienta dale sólo una vuelta.

Pasta con salsa de trufa negra y parmesano

 Escurre la pasta, dejando un poquito de agua de la cocción que va a proporcionar ayuda a que se mantenga jugosa y que la salsa se reparta e impregne bien la pasta. No es requisito agregar aceite de oliva, la salsa ya contribuye bastante materia grasa que la lubricará.

 Regresa a pasar la pasta a la cazuela y arroja la salsa de trufa y parmesano, manteniéndola unos cuantos minutos a fuego mínimo para que coja algo de temperatura, mientras la mueves atentamente con una espátula para que se reparta de manera homogénea.

 Emplatado

 Sirve la pasta con salsa de trufa negra y parmesano enseguida, y prepara a tus comensales para gozar. ¡Buen provecho!